Cargando

Escribe para buscar

El ecosistema digital y sus beneficios para tu empresa

Compartir

La tecnología y todo lo referente al mundo web han ido evolucionando con el pasar de los años. Difícilmente puedas saber todas las cosas sobre este tema, sin embargo es importante que conozcas un término en particular: el Ecosistema Digital.

Pero, ¿cómo podemos definir a un ecosistema digital? Posiblemente la descripción más común que consigas, sea: “la creación de un entorno digital favorable para el desarrollo de un proyecto en internet y que permite a las organizaciones mejorar la visibilidad de tu web utilizando distintas técnicas de marketing online”.

Es decir, que son todas aquellas herramientas que utilizan las marcas, empresas o productos para lograr posicionarse y difundirse a través del mundo web. Cabe destacar que este término deriva de su similitud con el verdadero ecosistema, que la RAE la define como una “comunidad de los seres vivos cuyos procesos vitales se relacionan entre sí y se desarrollan en función de los factores físicos de un mismo ambiente”.

Trasladando esto al medio web, todas las partes que conforman al ecosistema digital deben estar bien estudiadas y su fin debe ir dirigido hacia la difusión de la idea central y que esta se traduzca en la confianza con los consumidores e incluso en mayor cantidad de ventas, en comparación con las marcas que son competencia.

Recordemos que con anterioridad, los modelos de negocios convencionales tardaban muchos años en llegar hasta este punto debido a la complejidad de la difusión de la información.

Pero en la actualidad, todo lo relacionados a los nuevos modelos de negocios digitales y a este ecosistema digital anteriormente mencionado, agiliza los procesos. Siendo más sencillo, por ejemplo, que un nuevo emprendimiento o tienda chino sea conocido en Sudamérica o Europa, con un click de separación.

La era digital invadió nuestra vida

Mientras más evoluciona la tecnología, más formas de difusión tendremos para nuestro producto y ecosistema digital, específicamente. Hace veinte o treinta años, era impensable comprar a una marca desconocida a través del internet o redes sociales.

Hoy día, si tu marca no tiene página web o al menos aparece en una de las redes sociales comunes, la confianza del consumidor comienza a bajar. Incluso, el posible comprador puede ir deduciendo de la calidad del producto según los comentarios en estas cuentas o la cantidad de seguidores, pese a que ello no determine el resultado final.

Es en este punto donde el ecosistema digital comienza a tomar importancia. Pero lo que más destaca en todo esto, es que las técnicas son todas orgánicas. Debes tomar en cuenta que, para tener un mejor efecto en el mercado, estas deben ser realizadas por un experto en el tema, aunque con un poco de estudio te podrá funcionar.

Elementos que conforman un ecosistema digital

  • Website:

Este es el punto más importante y que incluso se podría considerar como el centro de aquel ecosistema. Una página web, es ideal para expandir la idea y que las personas puedan llegar a conocer más a fondo el producto.

En ella podrás incluir desde los puntos de contactos hasta tus catálogos de venta. Mantenerla ordenada e incluso sencilla, beneficiará a que los visitantes se quedan y les plazca meterse en ella.

Es válido aclarar que mantener una web anualmente puede ser costoso, según el tipo de dominio. No obstante existen plataformas en las que puedas hacer una de forma gratuita.

  • Blogs:

En caso de no tener el conocimiento o el poder adquisitivo para realizar una página web, el ecosistema digital también te da la posibilidad de hacer un blog. Este es un espacio más pequeño y con opciones más reducidas para crear contenido, pero que igual funcionará según sea el plan.

Estas páginas son totalmente gratuitas, fáciles de utilizar y adaptar. Por lo que no tenerlas en tu proyecto resulta un paso atrás de cara a la difusión de tu negocio.

  • SEO:

No obstante, a veces un buen contenido no es suficiente para luchar entre tantas otras páginas webs o sobre la competencia. Para ello está el SEO (Search Engine Optimization), que son todas aquellas técnicas que se utiliza en alguna nota o artículo para lograr posicionarlo de la mejor manera posible de cara a los buscadores.

Un correcto uso del SEO es la manera orgánica de estar siempre lo más arriba posible dentro de las búsquedas constantes de tus clientes. La misma no requiere de un pago extra, sino que todo se realiza de forma manual.

  • SEM:

Mientras que dentro del ecosistema digital se encuentra la posibilidad de pagar para estar en una mejor posición dentro de los buscadores. De esta forma nos aseguramos que nuestra página web esté más visible que otras de la competencia con un contenido similar.

Google Adwords o Google Shopping son algunos ejemplos de dónde se puede pagar este tipo de modalidad.

  • Redes sociales:

En la actualidad, las redes sociales suelen ser las más utilizadas para la difusión de diferentes ideas dentro de lo que tiene que ver con el proyecto. Desde Twitter, Facebook e Instagram, que son las más populares, hasta otras como Pinterest, LinkedIn o YouTube.

La presencia en ellas y unas buenas estrategias de mercadeo, también serán un punto importante dentro de lo que tiene que ver con el ecosistema digital. Sin embargo, hay que dejar claro que cada país tiene redes que son más frecuentadas que otras, todo dependerá de la sociedad.

Esta es la forma más directa y concreta de generar interacciones con tu público o posibles consumidores.

  • Email Marketing:

Esto podría llegar a ser un poco invasivo. Pero tener un gesto personalizado con nuestros clientes o consumidores podría llegar a tener un punto extra, a comparación de otras páginas. Por medio de las diferentes plataformas que sirven para el Email-Marketing, también se puede enviar boletines informativos con nuestro contenido, anclado a una web principal o a un blog.

Una excelente opción para tu negocio digital

Anteriormente hemos hablado de la definición de lo que es un ecosistema digital. Incluso los elementos que este tiene y las diferencias entre los negocios de hace décadas, a los digitales. Sin embargo un punto a destacar son todos los beneficios que podrá generar utilizarla en tu comercio.

Y es que, como pudimos ver en los elementos, muchos de ellos resultan a un costo relativamente bajo que beneficia la economía de tus productos. Es por ello que se recomienda la aplicación para que, no sólo puedas expandir tu mercado y darte a conocer, sino que también aumentes la cantidad de ventas.

Asimismo podrás medir de forma constante todas las métricas y los números que tus redes sociales vayan dejando. El ecosistema digital se adapta a los diferentes tipos de consumidores y clientes que puedas tener. Pero lo mejor es que en caso de no tener conocimiento claro sobre estos mecanismos, en la web podrás encontrar muchos cursos gratis.

Tags: