Cargando

Escribe para buscar

Metodología Scrum para proyectos

Compartir

Ser “ágil” se ha convertido en un objetivo popular en muchas organizaciones. La Metodología Scrum para proyectos es uno de los enfoques Agile más utilizados gracias a sus principios generalizados y fáciles de entender.

Scrum es un marco que te permite obtener colaboraciones más efectivas entre equipos que trabajan en proyectos complejos.

Sin embargo, la gestión ágil de proyectos es en realidad un grupo de diferentes enfoques en lugar de uno solo.

La Metodología Scrum se basa en un desarrollo gradual. Cada iteración consta de sprints de dos a cuatro semanas, tiempo en el que se desarrolla parcialmente el proyecto.

Puedes integrar más elementos al producto en los sprints posteriores y ajustarlos en función de los comentarios de los interesados ​​y los clientes.

Mientras que otros métodos de gestión de proyectos enfatizan la construcción de un producto completo, la Metodología Scrum se enfoca en entregar varias iteraciones de un producto para brindar a los clientes el mayor valor comercial en la menor cantidad de tiempo.

La metodología Scrum tiene varios beneficios. Puedes fomentar la creación de productos rápidamente, ya que cada conjunto de objetivos debe completarse dentro del marco de tiempo de cada sprint.

También requiere planificación frecuente y establecimiento de objetivos, lo que ayuda a tu equipo de Scrum a concentrarse en los objetivos del sprint actual y así aumentar la productividad.

¿Es Scrum una metodología?

Existe una discusión en curso entre los expertos sobre si Scrum es una metodología o solo un marco.

Los creadores afirman que “Scrum no es un proceso, técnica o método definitivo. Más bien, es un marco dentro del cual se pueden emplear varios procesos y técnicas” (The Scrum Guide 2017, p. 3).

Una metodología se define comúnmente como una estrategia o conjunto de métodos aplicados para lograr un determinado resultado (Wikipedia).

El marco de Scrum en sí mismo no cumple completamente con esta definición de metodología, dado que “se pueden emplear varios procesos y técnicas”.

Esta interpretación también está en línea con una declaración en scrum.org, una organización fundada por el co-creador Ken Schwaber, que afirma:

“Scrum no es una metodología. Scrum implementa el método científico del empirismo”.

Sin embargo, cuando Scrum se implementa en organizaciones y equipos, en realidad depende de un conjunto de procesos, técnicas y métodos definidos por el propio equipo.

En este contexto, los equipos a menudo utilizan las prácticas de Scrum generalmente aceptadas que consisten en herramientas y técnicas que facilitan la aplicación de Scrum, como historias de usuario, puntos de historia, tableros de tareas y gráficos de evolución.

Por lo tanto, se puede argumentar que tal adaptación y personalización, es decir, la forma en que un equipo adopta y aplica el marco de Scrum y las prácticas y técnicas complementarias, convierte a Scrum en una metodología dentro de la organización específica.

Esta perspectiva también se refleja en el lenguaje del día a día, donde la “metodología Scrum” es en realidad un término relativamente común. Además, también lo usa el PMI.

Metodología Scrum en las empresas

Es fundamental comprender los principios de Scrum para poder implementar los procedimientos para el desarrollo de proyectos.

La metodología de desarrollo de un proyecto tiene un enfoque particular, una secuencia de pasos y ejercicios para cada etapa del ciclo de vida del proyecto.

Siguiendo algunas pautas básicas, y modificando algunas otras, los desarrolladores o trabajadores de cualquier empresa pueden abordar problemas adaptativos complejos de forma iterativa y gradual gracias a Scrum.

Scrum es un marco ágil versátil, rápido, flexible y eficaz diseñado para entregar contenido al cliente durante todo el proceso de desarrollo del proyecto.

Estas técnicas esencialmente influyen en los enfoques de desarrollo ágil y articula un conjunto de valores para desarrollar rápidamente software o en su defecto cualquier trabajo, con mayor calidad.

El término Scrum debe su nombre al deporte llamado rugby, donde scrum es una formación de los jugadores.

¿Quién usa la metodología Scrum?

Scrum es una metodología de desarrollo de software ágil ampliamente utilizada por equipos.

Según el duodécimo informe anual State of Agile, casi el 70 por ciento de los equipos de desarrollo de software practican la metodología Scrum o técnicas híbridas de Scrum para completar un proyecto de desarrollo de software.

Lentamente, con el aumento de su potencial y popularidad, Scrum ha extendido su utilidad a otros sectores como negocios, TI y marketing.

Según Scrum, cada proyecto debe seguir un proceso Agile para avanzar resolviendo la complejidad y ambigüedad. El grupo de liderazgo de cualquier organización comercial o empresa puede implementar las prácticas ágiles del Scrum.

Al proporcionar la entrega de proyectos con funcionalidad agregada de manera iterativa, la administración puede progresar rápidamente en la ejecución de proyectos en módulos.

¿Quién puede beneficiarse del Scrum?

Si bien Scrum puede beneficiar a una amplia variedad de empresas y proyectos, estos son los beneficiarios más probables:

  • Proyectos complicados: la metodología Scrum es ideal para proyectos que requieren que los equipos completen un backlog.
  • Empresas que valoran los resultados: Scrum también es beneficioso para las empresas que valoran los resultados por encima del progreso documentado del proceso.
  • Empresas que atienden a los clientes: Scrum puede ayudar a las empresas que desarrollan productos de acuerdo con las preferencias y especificaciones del cliente.

Al igual que con cualquier empresa importante, se debe encontrar a la persona adecuada para ejecutar el proyecto.

Scrum depende de tener personal capacitado, dedicado y trabajador en un proyecto. Sin este elemento clave, es probable que los proyectos estén plagados de todo tipo de problemas.

Implementar Scrum es simple en sí mismo, pero requiere experiencia para mantener las cosas en el camino correcto.

Empieza por crear una cartera de pedidos adecuada. Después de eso, realiza la planificación necesaria, crea un entorno de trabajo propicio para la forma en que Scrum se desenvuelve, lleva a cabo stand ups con los equipos y organiza los sprints con sus metas.

¿Cómo encaja la Metodología Scrum en la gestión Agile de proyectos?

Scrum es un componente de la metodología Agile, pero no es la única parte. Puedes considerar Agile como una gran carpa donde Scrum es un pilar fuerte.

Agile es un conjunto de principios en los que se mide el progreso de un grupo o de un equipo todos los días. Scrum produce un medio para utilizar Agile en cualquier proyecto que se sepa adaptar.

Scrum sigue los principios y valores de Agile, pero las especificaciones, definiciones y prácticas de desarrollo de software difieren, si este fuera el caso.

Beneficios de la metodología Scrum

La metodología Scrum tiene varias ventajas sobre los métodos Agile generales.

Se ha convertido en el marco de referencia más utilizado para el desarrollo de software y la realización de proyectos de diferente naturaleza. Algunos beneficios conocidos popularmente del Scrum son:

Expectativas flexibles

El primero de los puntos positivos que Scrum proporciona al equipo es la administración regular de las expectativas del cliente.

Con Scrum, el cliente establece expectativas indicando el valor que aporta cada requisito del proyecto y cuándo espera que esté completado; comprueba de manera regular si las expectativas se van cumpliendo y da feedback.

Altamente escalable

Los diferentes procesos dentro de la metodología Scrum siguen un enfoque iterativo y tienen distintos períodos de trabajo para manejar.

Esto hace que todo el equipo se centre en funcionalidades particulares con un período específico. Se impulsa el proceso de desarrollo para lograr mejores resultados y permite al equipo escalar los módulos en términos de prioridad y funcionalidad.

Menor tiempo de preparación

Los desarrolladores de software pueden comenzar a desarrollar las funcionalidades esenciales primero y actualizar los módulos en iteraciones posteriores para que el cliente pueda comenzar a usar más.

Flexibilidad en el cambio

Hay situaciones en una fase de desarrollo de software o de proyectos en las que los clientes esperan cambios frecuentes o actualizaciones.

Es posible adaptar una reacción rápida para alterar los módulos según los requisitos del mercado a través de la Metodología Scrum.

Mejor calidad

Es fundamental contar con productos de calidad y siempre existe la necesidad de lograr una versión funcional de cada proyecto después de cada iteración.

La metodología Scrum de desarrollo de proyectos ayuda a lograr esto.

Estimación de fechas

Usando la Metodología Scrum, medir la velocidad de desarrollo promedio que el equipo está teniendo en el sprint se vuelve más fácil.

Los ítems se desarrollan por partes y, por lo tanto, es fácil estimar la tasa de flujo de trabajo. En cada iteración, el equipo de Scrum puede calcular la acumulación de tareas.

Factores de riesgo reducidos

En la Metodología Scrum, a veces se implementan los recursos más valiosos en la etapa inicial.

Conocer la velocidad y capacidad del equipo facilita la eliminación del riesgo de retraso en la entrega.

Scrum en acción

Hay un sinfín de ejemplos de uso de Scrum en varios proyectos. Scrum incluso se menciona en la exitosa serie de HBO Silicon Valley.

En la vida real, varias empresas han utilizado Scrum con gran eficacia. Uno de los más notables ejemplos es Amazon.

No hay duda de que Amazon es un gigante, y una de las formas en que llegaron a donde están es con el uso agresivo y generalizado de Scrum.

Encaja bien en la cultura corporativa del gigante minorista de otorgar autonomía de gestión y una amplia libertad de discreción cuando se trata de resolver problemas.

Amazon ha adaptado Scrum para ser utilizado en una variedad de proyectos que van desde la operación del sitio hasta aplicaciones físicas como la logística.

La mayoría de las veces, cuando Amazon lanza un nuevo producto, servicio o característica, podemos estar seguros que Scrum jugó un papel importante en el desarrollo del proyecto.

Conclusión

Scrum se ha convertido en una herramienta esencial para la gestión, que no solo facilita el trabajo de todos, sino que también representa un activo de valor en la carrera de quienes lo dominen.

El sistema es fácil de usar e implementar, una vez que se aprende, y se está convirtiendo en un estándar para varias industrias.

Aunque existen numerosos procesos y técnicas establecidos que se pueden usar dentro del marco de Scrum, solo habrá éxito si la organización realmente vive los valores de Scrum y si el equipo, en lugar de la administración, deciden qué procesos y técnicas funcionan mejor en cada proyecto.

Cuéntanos si estás dispuesto a iniciar tu experiencia con proyectos Scrum, aquí sabremos ayudarte a encaminar el proceso.

Tags: